Primer paso

cuarta-clase-yoga
Segunda fase ejercicios Yoga
8 diciembre, 2013
cursos-yoga-on-line-introduccion
Introducción al Curso de Hatha Yoga On Line
13 diciembre, 2013

Primer paso

poner mas

Practicar el yoga con regularidad, aunque sólo dispongas de unos minutos al día, imponte la misma regularidad que usamos para comer, lavarnos los dientes, para nuestro aseo personal. Instaura el yoga en tu vida.

Primer Paso – Introducción a las posturas

Al comienzo de la sesión, como al final, la postura del Loto es la ideal para interiorizar el estado de Yoga.

El Loto

asanas-el-loto

El loto es una posición de relajación interna, de conexión con uno mismo. Es buena para interiorizar y sentir nuestro
estado, con ella buscaremos la paz y el equilibrio. Relaja todo el cuerpo y a la vez estira y fortalece las piernas y la parte inferior de la espalda. Relájate y siéntete feliz en esta postura. Respira con calma.

Siéntate sobre el suelo, la espalda erguida, coloca la planta del pie izquierdo sobre el muslo de la pierna derecha, flexione la pierna derecha y coloca el pié sobre el muslo izquierdo.
Con la respiración, siente como nuestros músculos van alcanzando un grado adecuado de estiramiento.

La espalda bien recta y las rodillas lo más cerca posible del suelo. Respira y relájate en esta posición. Respira y profundiza. Interiorízate.

A medida que aumentemos la flexibilidad permaneceremos más tiempo.

Entre los aportes que brinda esta asana esta el evidente efecto sobre las rodillas, tobillos y tendones del pie.

Se produce además una extrema compresión en el área de las piernas con la consiguiente reducción del flujo sanguíneo en dicha zona, lo cual favorece el drenaje de los fluidos que allí se encuentran.

Se comprimen importantes ramificaciones nerviosas con lo cual se logra un efecto antistress y de posterior relajación al finalizar la postura.

El Loto es una de las posturas más conocidas del Hatha Yoga, debido a que dicha asana es muy utilizada para la práctica de la meditación profunda, así como para practicar el control de la respiración o Pranayama.

Cuando te sientas cómodo en esta postura podrás utilizarla para la meditación.

[one_half]REALIZA LOS EJERCICIOS LENTAMENTE:
El cuerpo lo agradecerá y el ejercicio será más efectivo. Respira pausadamente y tómate un margen de 15 segundos hasta alcanzar la postura definitiva. La postura final se ha de mantener hasta empezar a sentir incomodidad, esto debe hacerse así para aumentar la resistencia de los músculos.

ABANDONA LA POSTURA CON LENTITUD:
Del mismo modo que empiezas el ejercicio lentamente, debes deshacer la postura con calma, si abandonas la postura rápidamente perderá la mayor parte de su efectividad y no desarrollarás la resistencia ni el equilibrio.[/one_half][one_half_last]

[/one_half_last]