asana-yoga-saludo-al-sol-paso-a-paso
El Saludo al sol paso a paso – Beneficios
6 diciembre, 2013
el-puente-el-gato-el-perro-hatha-yoga
El gato y el perro – El Puente (Sarvangasana) – Para el dolor de espalda
7 diciembre, 2013

Tantra para mujeres – Parte 3

tantra-para-mujeres-suaves

Cuanto más clara y sutil seas al mismo tiempo con él, más gustarás tu pareja. Tienes que ser espontánea y natural para esto.

La esencia sensual parte del amor a todo e, incluso, al Todo. Al Todo entendido, no exactamente como Dios, sino simplemente como Amor Ideal.

Tantra para mujeres

Parte III

La parte instintiva nace, únicamente, del deseo atávico o antiguo de alguien que quiere imponerse a alguien. Hay que ir hacia una suavidad, y hasta como novatos incluso de la maravilla que ello significa, porque toda caricia, todo beso, todo masaje, toda dulzura, están contenidas en la misma.
Todos esos actos (acariciar, besar, masajear el cuerpo de la pareja, tratarla con dulzura) enaltecen a la persona que los practica.

Esta modalidad de se irá integrando cada vez más en tu vida cuando ya la has probado una vez. No es lo mismo estar en una playa en donde el sol de un mediodía ardiente te da de pleno en la cara y en el cuerpo, que estar en la misma playa, al atardecer, paseando a la orilla del mar, disfrutando de las imágenes que ves y de los sonidos que surgen del paisaje magnífico ante el que estás.

Así nuestra unión se convierte en el medio ideal para llegar a comunicarnos cada vez mejor con el entorno natural y misterioso, que está presente en todas partes a nuestro alrededor. Lo instintivo, sin embargo, nos ancla a un ayer humano que la conciencia colectiva ha querido ir olvidando época a época, acogiéndose a lo mejor que cada tiempo ha dado.

Con esta práctica conseguirás la vida se relaje ante ti, para poder actuar con calma a la hora amar, y de este modo darnos cuenta de que se entra en otra dimensión de la intimidad. Porque en cada época hay que dirigirse hacia un mundo mejor que el del presente.

Somos un eslabón más de la larga cadena que conforman, hacia atrás, nuestros antepasados, y, hacia adelante, todas las próximas generaciones que están por llegar. Hay que dejar a esas generaciones el mejor legado posible, y esto para que la misteriosa evolución humana (ésa que ha hecho que nuestros físicos se hayan ido transformando de peor a mejor tiempo a tiempo a partir del mono) tenga dónde agarrarse para mejorarse más y más a sí misma.

Tantra para mujeres - Parte 3 Seducir se basa en la seguridad de uno mismo a partir de sus propias técnicas naturales.

No se trata de hablar por hablar, ponerse nerviosos ante el hecho de estar seduciendo, o de “ir al grano” y no pararse ante nada.
Una mujer seducida es una fuente de energía hacia el hombre, del mismo modo que un varón seducido es una fuente de poder para la mujer que lo consiga a partir de sus iniciativas.

Acariciar la cara de la persona con quien estás, sus párpados, su cabeza, sus manos y, sobre todo, sus pies son actos que atraen nuevas sensaciones al mundo de la pareja y al mundo de la persona con la que se esté íntimamente.

A los hombres les gusta la ternura y el afecto en la misma medida que les gusta la pasión.

 

Cada persona tiene en sus manos mejorar la raza humana al mejorarse a sí misma.

Fíjate bien ahora, amiga lectora: lo más importante es, ni más ni menos, que le enseñes a respirar llegada la hora de la intimidad. Si eres sabiamente astuta, no le dirás a él que vas a enseñarle a hacerlo sino que, simplemente, lo harás… ¿Por qué esto así? Porque por lo general el hombre no está dispuesto a aceptar normas en estos menesteres, ni dejarse dominar demasiado por una respiración, digamos, exagerada. Tú, en cambio, compruebas mientras tanto que, en la misma situación, tu respiración apenas se modifica.

Al respirar de ese modo, profunda y lentamente, tu amante comprobará que comienza a ser mucho más dueño de sus actos y de su deseo.

Parte 1
Parte 2
Parte 4

(1204) Lecturas